Publicaciones etiquetadas con: empresas

Invertir como empresa

¿Las empresas  pueden invertir? 

Un error común que se comete al administrar una empresa es dejar el efectivo en una chequera, sin generar intereses en algún instrumento que genere mayores rendimientos. Esto normalmente no pasa en grandes empresas, mismas que tienen todo un departamento de tesorería encargado de manejar las entradas y salidas de efectivo y de invertir los excedentes en diversos instrumentos. Sin embargo, muchos pequeños y medianos empresarios dejan de ganar sumas considerables al dejar el dinero en la chequera o en efectivo. En este artículo propondremos algunas ideas que pueden mejorar la manera en que manejamos los sobrantes temporales de nuestra compañía, ilustrándolo con un ejemplo práctico.

¿Qué significa invertir?

En un mercado existen personas que requieren dinero para diversos proyectos, y personas a las cuales les sobra dinero. Si las personas que necesitan dinero (los deudores o administradores) no pudieran obtenerlo, muchos proyectos productivos nunca se harían. Así que las personas a las cuales les sobra dinero (los acreedores o inversionistas) acceden a invertirlo en los proyectos de los deudores/administradores, buscando ganar un rendimiento en el tiempo: que su dinero genere más dinero. Existen dos maneras de invertir en un proyecto o empresa:

Deuda o crédito: cuando prestamos dinero, exigimos que en un cierto tiempo se nos pague el dinero que prestamos, más un interés ya definido previamente. Es la forma menos riesgosa de invertir, porque no depende del éxito del proyecto que nos paguen, y tenemos derecho a cobrar a pesar de que el proyecto no obtenga los resultados esperados. El riesgo es que los administradores no puedan pagar los intereses o la deuda.

Capital o acciones: cuando invertimos en capital, lo que hacemos es comprar acciones de una empresa, que son pequeñas partes de la misma. Si la empresa gana dinero, se nos pagarán dividendos a todos los accionistas de acuerdo a cuantas acciones tenemos. La desventaja es que si la empresa fracasa no nos pagarán dividendos, e incluso podría ocurrir que perdiéramos todo el dinero que invertimos si la empresa quiebra. Si esto pasa, primero se pagan todas las deudas de la empresa, y lo que sobre se reparte entre los accionistas.

Pero, ¿cómo se relaciona todo esto con mi empresa?

Suele suceder que las  empresas encuentran sobrantes temporales de dinero en su operación. Pongamos el caso de la empresa Impremax, que vende impresoras. A Impremax le pagan un pedido por un millón de pesos, y desea usarlo para comprar más producto. Sin embargo, le comentan que la empresa que le vende recibe los cobros  cada fin de mes, así que tiene que esperar hasta el día 30 para hacer el depósito. En este caso, podría simplemente decidir dejar el dinero en la chequera, sin recibir intereses. Pero existe una alternativa: invertirlo en un pagaré del banco X, a una tasa del 5%. En este caso, si deja el dinero 29 días invertido, podría recibir intereses por el millón sobrante por aproximadamente 4000 pesos. Esto significa que cada vez que dejamos un millón en el banco un mes, en realidad estamos perdiendo esta cantidad! En el mediano plazo, estas pequeñas diferencias pueden convertirse en montos importantes, que la empresa puede aprovechar para sus necesidades futuras de efectivo.

¿Y si necesitamos el dinero antes?

Existen alternativas que te permiten tener acceso al dinero en caso de que lo necesitemos urgentemente. Es el caso de los fondos de inversión, algunos de los cuales permiten tener disponibilidad inmediata del dinero, o bien de las inversiones a un día. Es importante revisar las características del fondo de inversión que elijamos para que tenga liquidez diaria o semanal. Liquidez significa qué tan rápido puede obtenerse el dinero en caso de necesitarlo. Los fondos de inversión de deuda tienden a pagar tasas de interés similares a las de un pagaré, con mejores condiciones de liquidez. Por ejemplo, tenemos el fondo de inversión Actimed*, que tiene liquidez diaria para empresas. En la siguiente gráfica se muestran el valor que habría tenido 1 millón de pesos que hubiéramos invertido en ambas opciones (depósito en un banco o en este fondo de inversión) durante los últimos 5 años. Como podemos ver, el fondo supera fácilmente el rendimiento de los depósitos bancarios, con riesgo y disponibilidad de efectivo prácticamente iguales:

chequera vs actimed

Tasa de interés promedio anual
Fondo Actimed 2.775%
Promedio Banco 1.485%

Fuentes: Banxico, Yahoo! Finance.

¿Y a quién le pregunto?

La manera más fácil de invertir es ir a un banco de inversión o una Casa de Bolsa, que se especializan en estos movimientos. Se pueden hacer en un banco comercial común y corriente, pero la desventaja es que se tendrá una atención limitada, y no existe una amplia oferta de opciones. En cambio, un banco de inversión le proporcionará cierto nivel de atención personalizada. En una Casa de Bolsa de Bolsa además se tendrá acceso a inversiones más sofisticadas aún, así como un servicio totalmente adaptado a sus necesidades. Si las inversiones serán mayores a 200,000 pesos, vale la pena buscar esta última opción.

*El fondo Actimed es operado por grupo Actinver, mismo del cual es empleado el autor.

Categorías: Lo Práctico | Etiquetas: , , , , , , , , | Deja un comentario

Create a free website or blog at WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.